FB       Directorio / Contacto 

InicioDifusion

Convocatorias

Alistan la edición XXVIII de la Feria del Tamal

Alistan la edición XXVIII de la Feria del Tamal

en el Museo Nacional de Culturas Populares

  • 52 productores de diversas entidades de México y Latinoamérica ofertarán una gran diversidad de tamales y bebidas tradicionales
  • Es un platillo que data de tiempos prehispánicos. Algunos pueblos emplean ingredientes como la iguana, armadillo o pejelagarto
  • Del martes 28 de enero al domingo 2 de febrero. La entrada es libre

INVITACION FERIA DEL TAMAL 2020Convertida en una tradición durante estas fechas desde hace más de dos décadas, la Secretaría de Cultura, a través del Museo Nacional de Culturas Populares de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, invitan a la XXVIII edición de la Feria del Tamal, que se llevará a cabo del martes 28 de enero hasta el domingo 2 de febrero.

En los patios de este recinto museístico, más de 50 expositores mexicanos de la Ciudad de México, Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán; así como invitados latinoamericanos de Venezuela, Chile, Colombia, Panamá, Honduras, Nicaragua, Perú, Bolivia y Guatemala, ofertarán una gran variedad de tamales con ingredientes locales.

El tamal, del náhuatl tamalli, es un platillo que data de tiempos prehispánicos. Las crónicas del siglo XVI dan cuenta de su existencia como un elemento presente tanto en los ritos ceremoniales como en la vida diaria. La tradición de comer tamales el Día de la Candelaria está relacionado con el uso ritual que tenía dicho alimento en diversas festividades prehispánicas, como la del inicio del ciclo agrícola, Atlcahualo, celebrada el primer mes del calendario mexica.

La costumbre de comer tamales ha perdurado hasta nuestros días y se distingue en todo tipo ocasiones a lo largo del país, tales como bodas, cumpleaños, velorios, celebraciones dedicadas a los muertos o en Semana Santa.

En México, los tamales son tan diversos y varían según la región en la que se elaboran. Están fuertemente influenciados por los ingredientes del lugar, el tipo de elaboración y tradiciones (festivas o culinarias) a las que pertenecen, así como a las lenguas que los refieren. Están, por ejemplo, las corundas michoacanas, de origen purépecha, servidas con queso, crema y rajas; y en el sureste y la península de Yucatán, los dzotobilchay, con chaya y huevo, los chanchamitos o los vaporcitos.

De acuerdo con su procedencia son llamados de diversas maneras: hayaca en Venezuela y Colombia; humitas en Perú, Argentina y Chile; nacatamal en Nicaragua y Honduras; o pisques en El Salvador y Honduras. Todos con diferentes ingredientes y procesos de elaboración.

Una parte importante de los tamales es la manera de elaborarlos. Más allá de los ingredientes, su manufactura ha trascendido el tiempo y en algunos casos refleja procesos comunitarios y técnicas antiguas. Así vemos, por ejemplo, las corundas de ceniza, envueltas en hojas de carrizo; los mucbipollos yucatecos, horneados bajo tierra para comerse en el Hanal Pixan, en los festejos de Día de Muertos; o el zacahuil de la región Huasteca, horneado bajo tierra y que, por sus dimensiones, se comparte, sobre todo en época de carnaval o en el Xantolo -Día de Difuntos-, estrechando los lazos de la convivencia comunitaria.

En la mayor parte de México, los tamales están envueltos en hoja de maíz (totomoxtle), salvo algunos que lo están en hojas de plátano, hoja de carrizo, papatla u hoja de planta de maíz. En el centro del país, los ingredientes generalmente consideran alguna salsa que baña hortalizas o algún tipo de carne, ya sea pollo, puerco, pescado o mariscos. En algunos lugares, incluso, los preparan con ingredientes locales como la iguana, el armadillo, pejelagarto, camarón o tichindas. Sin embargo, en años recientes, han optado por empelar ingredientes gourmet o menos tradicionales como el queso de cabra, los hongos portobello o la crema de avellanas.

La Feria del Tamal, además de ofertar las muchas variedades de este platillo y bebidas que lo acompañan, ofrecerá diversas actividades, entre ellas talleres para toda la familia relacionados con el maíz y funciones de cine. Adicionalmente, se realizarán charlas con investigadores y productores entorno a este alimento.

El domingo 2 de febrero habrá un concierto a cargo del Quinteto La Milpa, que cerrará la jornada de esta feria. Con la finalidad de impulsar la ecología, se recomienda a los visitantes llevar sus recipientes.

La XXVIII Feria del Tamal se llevará a cabo en el Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado en Av. Hidalgo 289, colonia Del Carmen, Coyoacán, Ciudad de México. El horario es de martes a jueves, de 10:00 a 18:00 horas, y viernes, sábado y domingo, de 10:00 a 20:00 horas. La entrada es gratuita.

Jóvenes Construyendo el Futuro apuestan por acciones a favor de la construcción de proyectos culturales y artísticos

Jóvenes Construyendo el Futuro apuestan por acciones a favor de la construcción de proyectos culturales y artísticos

  • Charlas de sensibilización sobre los pueblos y las lenguas indígenas, talleres en torno a saberes tradicionales y cultura alimentaria, son algunas actividades impulsadas por la DGCPIU con este programa
  • Se estrenará la obra de teatro El corazón de la tierra, un montaje hecho en su totalidad por jóvenes inscritos a este programa. La cita es el 20 de diciembre, a las 20:00 horas, en el Multiforo Ollin Kan

Jóvenes Construyendo Corazón de la tierraAlrededor de 60 mujeres y hombres inscritos al Programa Jóvenes Construyendo el Futuro en la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU) de la Secretaría de Cultura, en colaboración con la Alcaldía Tlalpan, se han capacitado, desde el mes de julio hasta la fecha, para el diseño y la realización de proyectos y actividades artístico-culturales, con el fin de contribuir a la revitalización de las lenguas indígenas y la cultura popular en comunidades residentes, algunas de alta y muy alta marginación.

Charlas de sensibilización sobre la cultura popular y los pueblos indígenas, talleres infantiles en torno a las lenguas y los saberes tradicionales, observación de campo y asistencia a eventos culturales comunitarias e institucionales; pláticas de sensibilización sobre la cultura alimentaria de la región y el montaje de una obra de teatro próxima a estrenarse, fueron algunas de las actividades que impulsó la DGCPU a partir de este programa.

Dicha capacitación en el trabajo de promoción y producción cultural y artística se basa en la práctica (aprender-haciendo) y en dinámicas grupales que posibilitan un ejercicio más libre, diverso y de retroalimentación, orientado en los intereses de los participantes.

Las y los jóvenes han podido adquirir algunos conocimientos y herramientas que les podrán ayudar y motivar a reincorporarse al sistema educativo, generar proyectos culturales e intervenciones artísticas dirigidas a personas en condición de vulnerabilidad o buscar empleo en el ámbito cultural.

Entre las y los jóvenes capacitados por la DGCPIU en el CEDIC Azucenas, dos de ellos residen en Tlalpan y Xochimilco, sus familias hablan las lenguas náhuatl de la sierra norte de Puebla y mazateca, además, se encuentra un muchacho triqui, habitante de la Alcaldía Iztacalco. Dos practicantes de lenguaje de señas, que en breve se sumarán, una chica con discapacidad motriz por esclerosis múltiple; así como alrededor de 10 amas de casa con hijos. Ellos han participado activamente en las actividades aportando sus talentos para el bienestar de las comunidades con las que han trabajado de la mano.

Las acciones mencionadas, enmarcadas en este programa creado por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social del Gobierno de México, fortalecen las líneas estratégicas del trabajo de la Secretaría de Cultura, a través de la DGCPIU, orientadas al fomento del ejercicio de los derechos culturales de indígenas, afromexicanos, grupos vulnerables en zonas rurales y urbanas, para contribuir al modelo de desarrollo respetuoso, equitativo, que subsane las desigualdades, defienda la diversidad cultural y al ambiente natural, sensible a las singularidades regionales y locales.

El corazón de la tierra

El trabajo de un grupo de Jóvenes Construyendo el Futuro de la DGCPIU verá coronado sus esfuerzos de este año con la puesta en escena El corazón de la tierra, escrita por Daniel Acuña y dirigida por Vianey Hernández. Ambos, junto con una veintena de chicos y chicas inscritos al programa generaron este proyecto -para muchos su debut en las tablas-, que se estrenará el próximo 20 de diciembre, a las 20:00 horas, en el Multiforo Ollin Kan, en la Alcaldía Tlalpan.

Daniel Acuña, guionista de la obra, comentó en entrevista que se inspiró en la película animada La princesa Mononoke, escrita y dirigida por Hayao Miyazaki. “Es una puesta que trata sobre el conflicto entre espíritus milenarios y una gran industria de hierro que ha llegado al bosque para establecer el supuesto progreso”, explicó.

En tanto, Vianey Hernández Villada, directora de esta obra, resaltó que todo el proceso se ha dado de forma colectiva. “Comenzamos a hacer un laboratorio de creación artística. Durante un par de meses hemos tenido sesiones maratónicas. Todos han colaborado en distintas áreas: guion, dirección, producción, montaje, diseño, etcétera. Algunos estudiaron carreras relacionadas con el arte y otros no”.

“Si podemos darle un nombre, es esta parte del teatro comunitario, hablar desde la comunidad, porque la mayoría somos de Tlalpan y tenemos un interés en común y es hablar de estos ecocidios. Pero, además, que también haya interacción y conexión con el público, darles la voz. Ver cómo viven ellos, donde hay una gran problemática de urbanización”.

Fernanda Preciado, actriz principal, licenciada en Danza por parte del INBA y egresada de Teatro en la UNAM, comentó que esta obra aborda un tema que nos compete a todos como sociedad. “Colectivo Tlayólotl surge en este proyecto Jóvenes Construyendo el Futuro. Con él buscamos replantearnos y reflexionar sobre las prácticas sociales actuales, llevarlas a otra salida, en este caso el teatro. Lejos de ser meramente profesional, creo que estamos encontrando un teatro que nos pertenece a nosotros como juventud y que nos representa a las nuevas generaciones”.

Preciado agregó que le parece increíble que a partir de este programa el Gobierno se acerque a los jóvenes en pro de generar estos diálogos y de darle voz a muchas más personas. “De entrada, ésa es la ganancia, que está beneficiando a un montón de jóvenes. Debemos de reformular cuál es nuestro papel en la sociedad desde nuestra trinchera, por así decirlo”.

Esta puesta en escena tendrá su estreno en el Multiforo Ollin Kan, sin embargo, el deseo de los jóvenes es que ésta sea llevada a distintas comunidades de Tlalpan, incluso, que se pueda adaptar a distintas lenguas indígenas, pues consideran que las prácticas culturales de los pueblos originarios están estrechamente ligadas a la naturaleza.

El corazón de la tierra se estrenará el viernes 20 de diciembre, a las 20:00 horas, en el Multiforo Ollin Kan, ubicado en Avenida San Fernando s/n, Centro de Tlalpan, Ciudad de México. La entrada es libre.

MAB

Artistas mexicanos del textil muestran su devoción por La Guadalupana

 

Artistas mexicanos del textil muestran su devoción por La Guadalupana

en la exposición Rosas y revelaciones

Ÿ  Participan 70 artistas mexicanos provenientes de más de 50 comunidades de 10 entidades del país

Ÿ  La muestra se inaugurará el 4 de diciembre, a las 19.00 horas, en el Museo Nacional de Culturas Populares

Ÿ  Se invitará a reflexionar sobre la producción textil artesanal y la capacidad de innovación técnica e iconográfica inspirada en este símbolo religioso

Expo Rosas y revelaciones 3Con la imagen de uno de los iconos religiosos más conocidos y representativos en México: la Virgen de Guadalupe, se revela de manera muy particular la inspiración y creatividad de 70 artistas del textil provenientes de 52 comunidades de la República Mexicana.

La Secretaría de Cultura, a través de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas y el Museo Nacional de Culturas Populares, presentan la exposición Rosas y revelaciones. Homenaje a la Virgen de Guadalupe por artistas textiles mexicanos, que se inaugurará el miércoles
4 de diciembre, a las 19:00 horas, en la sala Guillermo Bonfil Batalla.

Rosas y revelaciones está conformada por 73 indumentarias tradicionales que permiten al visitante reflexionar sobre la producción textil artesanal y la capacidad de innovación técnica e iconográfica a partir de la devoción a la Virgen de Guadalupe.

Los objetos de esta colección fueron comisionadas a maestras y maestros artesanos mexicanos por la artistadora textil Linda Hanna ro y maestros artesanos por la diseñadora textil Linda Hanna. textil Linda Hanna, promotora del arte popular mexicano y admiradora de la representación visual de este símbolo religioso.

Muchas de estas piezas provienen de Chiapas, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y Yucatán, y fueron creadas por manos artesanas de los pueblos indígenas, amuzgo, chatino, chinanteco, huave, huichol, maya tzotzil, mazahua, mazateco, mixe, mixteco, nahua, otomí, purépecha, tacuate, triqui y zapoteco.

La muestra abarca desde trajes de gala hasta atuendos de uso cotidiano, femeninos y masculinos, en los que el público podrá admirar la maestría del tejido tradicional, el colorido de los materiales y la destreza de sus autores para recrear la imagen de la Virgen de Guadalupe, de acuerdo con las técnicas, formas y detalles ornamentales de la tradición textil de su región de origen o comunidad.

Por lo anterior, este acervo no sólo es testimonio de su habilidad artesanal, sino también de su fe guadalupana, cuya representación principal es la Virgen revelada entre rosas sobre una prenda de indumentaria indígena.

El recorrido por la exposición se divide en cinco áreas temáticas que engloban las piezas a través de la técnica de elaboración principal: tejido en telar de cintura, tejido en telar de pedal, telas bordadas y con aplicaciones, tejido en crochet y randa, tejido en palma y papel.

La muestra se acompaña de una selección de importantes pinturas virreinales que sirven para explicar al visitante la tradición de la revelación guadalupana: su origen, historia e iconografía.

La exposición contará con visitas guiadas y talleres creativos asociados con la misma. Además, diversos artesanos de la muestra estarán presentes en la Feria Artesanal Navideña del 10 al 15 de diciembre en este recinto museístico.

La inauguración de la muestra Rosas y revelaciones se llevará a cabo el miércoles 4 de diciembre, a las 19:00 horas, en la sala Guillermo Bonfil Batalla del Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado en Av. Hidalgo 289, colonia Del Carmen, Coyoacán, Ciudad de México.

La muestra permanecerá abierta al público hasta el 19 de abril de 2020. Horario: de martes a jueves, de 10:00 a 18:00 horas, y viernes a domingo, de 10:00 a 20:00 horas. El domingo es entrada libre.

Primer año de trabajo por la inclusión

Primer año de trabajo por la inclusión, en la

Dirección General de Culturas Populares

  • Las lenguas toman la tribuna, Trabajar con los invisibles y ¡Salgamos todxs del clóset! ¿Qué lengua hablas tú? apuestan por fortalecer la cultura de los pueblos indígenas y las comunidades vulnerables

SalgamosTodxsdelClósetEste año 2019, el trabajo de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU) de la Secretaría de Cultura cerró filas y unió esfuerzos en todo el país para centrar sus iniciativas y proyectos culturales en el fortalecimiento de las lenguas indígenas, la inclusión y el trabajo conjunto con comunidades de alta y muy alta marginación.

“Al ser el primer director hablante de una lengua indígena de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de la Secretaría de Cultura, se debe poner el acento donde corresponde; develar que incluso en las comunidades más pobres se ha extendido la discriminación hacia los hablantes de algunas de las lenguas originarias de México, a pesar de que muchas de estas comunidades provienen de los pueblos de más antes. Se impone un proceso de reconciliación”, expresó el titular, Mardonio Carballo.

Agregó, “nuestro trabajo por las lenguas tiene que ver con abrirles paso -en condiciones de igualdad- en lo que llamamos arte mexicano; es impostergable sacar de la percepción colectiva de que su arte es de ínfimo valor. Acusar que la discriminación ha permeado la política pública; sensibilizar a la población no indígena con respecto de las condiciones de desigualdad en las que se desarrolla el arte -y la vida- de los pueblos originarios; incidir para que los espacios cerrados a las lenguas indígenas se abran, muy en específico los medios de comunicación y la escritura creativa en estas lenguas”.

En el marco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, la DGCPIU logró, gracias a la iniciativa Las lenguas toman la tribuna que, por primera vez en la historia de la Cámara de Diputados, desde el 21 de febrero -Día Internacional de la Lengua Materna-, un hablante en lengua indígena pronunciara un discurso al inicio de cada sesión.

Hasta el cierre del periodo de sesiones, 12 de diciembre, 42 hablantes de distintas profesiones y oficios se subieron a la tribuna legislativa más importante del país para expresar su sentir en las lenguas náhuatl, mixe, totonaco, zapoteco, mazahua, mepha, mixteco, mam, otomí, chinanteco, purépecha, amuzgo, tének, maya, triqui, mazateca,cuicateco, náhuatl, ty´añob, tojol-ab’a, zoque, wixarika, zapoteco, tzeltal, pame, popoluca, o’dam, chocholteco, mayo, chatino, seri (comcaac), tzotzil, yaqui, pa ipai, pima, pápago, mochó, kumiai, cora, ixcateco y cucapá.

Otra de las acciones que se enmarcaron en este Año Internacional fueron las 9 intervenciones poéticas bilingües que sucedieron en los muros de distintas ciudades del país, donde se plasmaron obras de poetas indígenas en colaboración con artistas plásticos en espacios públicos y escuelas, en entidades como Baja California, Ciudad de México, Chiapas, Michoacán y Oaxaca.

A lo anterior se añadió el proyecto espejo de los murales: las cartografías poéticas. Con más de 45 mil ejemplares obsequiados en la Red de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México, los pasajeros disfrutaron de obras de los poetas Hubert Matiúwàa, hablante de mè phàa o tlapaneco; Rubí Huerta, purépecha; Mikeas Sánchez, zoque; Emilia Buitimea, mayo; Feliciano Sánchez Chan, maya; Miguel León Portilla (en homenaje) y Yolanda Matías, náhuatl; Delfina Albañez, pa ipai; Irma Pineda, zapoteco; Enriqueta Lunez, tsotsil; y Yásnaya Aguilar, lengua mixe.

El Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC), uno de los más importantes de la DGCPIU a nivel nacional, cumplió su 30 aniversario con una serie de transformaciones que se tradujeron en más apoyos para los beneficiarios, en especial comunidades vulnerables, y nuevas formas de participación.

Con el fin de promover un mayor número de proyectos comunitarios en favor los derechos culturales identitarios, la bolsa aumentó de 45 a más de 88 millones de pesos. Los proyectos culturales -que antes tenían un tope de hasta 40 mil pesos- ascendieron hasta 100 mil pesos; y se agregó una nueva categoría: propuestas de intervención, con un estímulo de hasta 40 mil pesos.

Trabajar con los invisibles es otra de las grandes iniciativas nacionales que nacieron este año con el propósito de generar acciones culturales para el acceso a sus derechos. Una de ellas es Chamakili. Anticuentos y antipoemas, que junto con el Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), implementará talleres de escritura creativa en lengua para niñas y niños indígenas en comunidades de alta y muy alta marginación.

En una etapa inicial, 550 Líderes para la Educación Comunitaria de diversas comunidades recibieron capacitación para aplicar el taller en San Juan del Río, Querétaro; Cuetzalan, Puebla; Santa María Huatulco, Oaxaca; Santa María Ocotán, Durango; Jesús María, Tlaxcala; Xocuyucan, Nayarit; San Quintín, Baja California y Tlapa, Guerrero.

Se llevó a cabo el proyecto Círculos Regionales de Pensamiento Indígena con jóvenes de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN) en Saltillo y Torreón, Coahuila, en su mayoría originarios de Guerrero, Oaxaca y Chiapas. En ellos se abrió la reflexión y diálogo sobre las identidades mexicanas, así como la planeación de proyectos culturales.

Con el programa Enroques culturales. Contaminación musical se efectuaron 24 intercambios artísticos en festivales y encuentros como La Huasteca en Tlacotalpan, Fesvital Xepe, Punta Chueca, y las Fiestas del Pitic, Sonora; y el Encuentro Cultural Purépecha, en Sicuicho, Michoacán, entre otros, con la participación de 100 creadores pertenecientes al menos a 14 municipios distintos.

Con la intervención de los músicos Alonso Arreola y Juan Pablo Villa dio inicio el programa Mano Vuelta, en el que se realizaron dos formaciones artísticas con Juan Sant (rap totonaco), Pat Boy (rap maya), Zara Monrroy (rap seri) y Los Buitres de la Universidad Autónoma Agrarista Antonio Narro.

En conjunto con el Colegio Nacional, 20 especialistas experimentados y jóvenes pares compartieron sus experiencias como parte del ciclo Huehue: diálogos a través del tiempo. Más de mil personas escucharon reflexiones y puntos de vista en temas como la lengua y el territorio, el exilio español, feminismos, el movimiento estudiantil del 68 y los saberes culinarios, artistas extranjeros en México, el teatro y el trabajo de artesanos textiles mexicanos.

Personalidades de distintos ámbitos del conocimiento fueron los protagonistas en estas charlas entre distintas generaciones: Alfredo López Austin, Yásnaya Aguilar, Fernando Rodríguez Miaja, Ángela Vázquez González; Pablo Rudomin y Santiago Trujillo, Marta Lamas, Alfa Enríquez, Jorge Fons, José Manuel Cravioto, Rosa María Pérez, Ana María Acevedo Ozaeta, Elsa-Louise Manceaux, Bryan Nissen, Mónica del Carmen, Héctor Bonilla, Juliana Marta Sernas y Jan Cristhian Mata Ferrer.

En colaboración con la Alcaldía de Tlalpan, casi 400 mujeres, amas de casa y trabajadoras del hogar junto con sus familias disfrutaron de una convivencia en el Complejo Cultural Los Pinos. Las actividades incluyeron visitas guiadas, la participación del cuentacuentos Jorge Villegas y conciertos de la intérprete mazateca Ailicec y la soprano mixe María Reyna.

Se analizó la protección y defensa de los derechos colectivos y el resguardo de las prácticas culturales de nuestras comunidades y creadores mexicanos en los foros: Patrimonio Cultural Inmaterial de la Ciudad de México, en colaboración con la ENAH; y La salvaguardia. Una mirada al Patrimonio Cultural Inmaterial desde los Pueblos Indígenas.

Las Semillas que nos dieron Patria es uno de los programas que iniciaron este año con la asistencia en encuentros alimentarios y de promoción de nuestra cocina mexicana, como la Feria del Maíz en Calcahualco, Veracruz, y la reunión con las Guardianas de la tierra del Maíz, Tlaxcala. Además del Primer Festival de Cultura Alimentaria. El cacao. Se editó el recetario digital De tristezas y otras melancolías y la convocatoria infantil de relatos y dibujos Cuéntame una de cacao. Historias de chocolate.

En el marco del centenario luctuoso del revolucionario Emiliano Zapata, se abrió la convocatoria de dibujo infantil y relato breve Zapata imaginado, dirigida a los habitantes de Morelos. Concursaron 1100 dibujos creados por niños de Morelos Se editó el libro conmemorativo Líneas y trazos en torno al Caudillo del Sur con los 28 dibujos y 27 relatos ganadores de la convocatoria. El tiraje fue de 3 mil ejemplares.

Se llevó a cabo la primera edición del festival La Huasteca en Los Pinos, con la participación de alrededor de 300 participantes, entre creadores, investigadores, promotores culturales, cocineros y artesanos de Hidalgo, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz.

¡Salgamos todxs del clóset! ¿Qué lengua hablas tú? es la campaña permanente contra la discriminación lingüística, el primer lanzamiento en la Feria Internacional del Libro Universitario de la UNAM, con la participación del grupo mixe de Tlahuitoltepec, Oaxaca, Los Pream y la estudiante Adriana Kupijy. Posteriormente, en el Monumento a la Revolución, con la intervención de los grupos: Colectivo Membda, rap otomí; Orquesta Pacanda, pirekuas purépechas; Aventura Musical, cumbia náhuatl; Isaac Montijo y Los Buayums, diversos géneros en mayo y yaqui; y Natalia Cruz y La Istmeña, con sones zapotecos del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca.

Finalmente, el Museo Nacional de Culturas Populares inauguró 17 muestras en torno al arte popular y la obra de creadores mexicanos. Destacó la magna exposición Toledo ve, del maestro oaxaqueño Francisco Toledo, que tuvo más de 87 mil visitantes durante su estancia en el MNCP (julio-noviembre). Desde diciembre de 2018 hasta octubre de este año, 577 mil 848 asistentes han visitado este recinto museístico.

Llega el 12º Festival de la Décima Guillermo Cházaro Lagos

Llega el 12º Festival de la Décima Guillermo Cházaro Lagos

¡Qué siga el fandango!

  • Fiesta dedicada a mostrar la diversidad del son jarocho y sus lenguas indígenas 
  • Contará con la participación de grupos, versadores y artesanos de Veracruz y Oaxaca

CházaroUna muestra de la diversidad musical y lingüística de la región del Sotavento veracruzano y oaxaqueño se presentará en el 12º Festival de la Décima Guillermo Cházaro Lagos ¡Qué siga el fandango!, encuentro que reunirá a poetas, artesanos y grupos que interpretan son jarocho y música de cuerdas mixe, en popoluca, náhuatl y mixe (ayuuk).  

La cita es el sábado 30 de noviembre de 10:00 a 22:00 horas en el Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado en Av. Hidalgo 289, Coyoacán, Ciudad de México.

Por segunda ocasión consecutiva, la organización ¡Qué siga el fandango!, con apoyo de la Secretaría de Cultura y su Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, a través del Museo Nacional de Culturas Populares, dedicará el festival al son jarocho y sus lenguas indígenas, tradición del Sotavento, que comprende: sur de Veracruz, noroeste de Oaxaca y oeste de Tabasco, donde esta música forma parte de la vida cotidiana, festividades religiosas y velorios.

El encuentro, además, coincide con el Año Internacional de las Lenguas Indígenas, decretado por la ONU, que busca sensibilizar a la población sobre el valor de las lenguas como sistemas culturales que establecen una forma única de nombrar, pensar, entender y apreciar el mundo. Tan sólo en México, el 60% de las 68 existentes se encuentran en peligro de desaparecer.

En Veracruz hay una variedad de 14 lenguas, el 9.4% de su población habla alguna. En diversas comunidades del Sotavento veracruzano es posible encontrar los idiomas popoluca, náhuatl, zapoteco, chinanteco, mazateco y mixteco, cosmovisiones que convergen con la cultura musical jarocha.

Es en algunos de estos pueblos donde surgen grupos bilingües como Los Arizmendi de San Pedrito, municipio de Soteapan y kuy an`nayi (Retoños) de Santa Rosa, Hueyapan de Ocampo, que cantan en popoluca. Son Jaguar de Tatahuicapan, interpretan en náhuatl, y se han dado a la tarea de traducir versada popular jarocha a sus lenguas maternas o componer nuevos sones, labor de preservación por la que recibieron una Mención Especial en la edición pasada del festival.

Durante el evento, el público también podrá apreciar el estilo único de Los Soneros de la Cascada de Texcaltitán, una familia de “tocadores” de jarana y “violineros” con más de 60 años de trayectoria, que se caracterizan por ejecutar son jarocho en afinaciones antiguas como chinalteco, menor, menor obligado, variación y por cuatro.

De Tlacotalpan, participará el grupo Son Barrio Abajo, integrado por niñas, niños y jóvenes, asistentes regulares a los talleres del colectivo homónimo, el cual desde hace nueve años hace trabajo comunitario, y el grupo Cucalambé, que tiene una trayectoria de más de 10 años.

Además, se contará con la participación de Los Cultivadores del Son de San Andrés Tuxtla, músicos que han dedicado más de 30 años a investigar y difundir sones en desuso como El zopilotito, El capotín y El torero, los cuales aprendieron de los viejos soneros.

Por primera vez en la historia del festival, se presentará un grupo de la zona del Sotavento oaxaqueño: Los jaraneros mixes de Guichicovi, de Villa de San Juan Guichicovi, quienes representan un caso particular de la música de la zona, donde predomina la banda de alientos. Si bien su instrumentación se hermana con la del son jarocho, jaranas y marimbol, no así su música. Ejecutan sones del repertorio mixe como Los Angelitos, El Mayordomo, Guachito, Virginia que sí Virginia que no y El arrullo. Con la jarana primera tocan la melodía o “el cantar”, con la jarana segunda y tercera, el acompañamiento y con el marimbol, un bajo armónico.

También del Sotavento oaxaqueño estará presente el Colectivo Carretoneros de Loma Bonita, integrado por jóvenes que interpretan sones jarochos con influencia de chilenas de la Costa Chica, música tropical y caribeña; y de la Ciudad de México, el Trío Zamacandú, el cual hará bailar a las y los asistentes a ritmo de son huasteco.

La poesía popular estará a cargo de versadoras y versadores de Veracruz, Ciudad de México y Puebla: Los hermanos Diego y Carlos Cruz Lara, Genaro Patraka, Lourdes Aguirre, Claudia Mendoza, Ulises Trejo, Valeria Citlalxóchitl Nava, Simón Toledano, Honorio Robledo con el grupo Incienso Mulato y Tirso Mario Hernández, entre otros, quienes declamarán décimas espinelas de su propia autoría.

Para dar inicio al evento, se presentará una muestra de baile a cargo de la compañía ¡Qué siga el danzón!

Además, habrá una expo-venta gastronómica y artesanal con productos de Veracruz, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo y Ciudad de México. Habrá instrumentos, discos, ropa bordada o tejida, dulces típicos y comida tradicional.

El Festival de la Décima Guillermo Cházaro Lagos, es un evento de gestión social, coordinado por la organización ¡Qué siga el fandango!, que desde hace 15 años busca generar espacios de encuentro social y participación comunitaria a través del fandango.

Los integrantes de la organización imparten talleres de jarana, requinto, zapateado, décima y danzón, de cooperación voluntaria, en el Parque Revolución de la Nueva Santa María, en la Ciudad de México, lo que ha posibilitado la formación de una comunidad solidaria que apoya la realización del festival.

El 12º Festival de la Décima Guillermo Cházaro Lagos, muestra de música tradicional, poesía y artesanía, se llevará a cabo el sábado 30 de noviembre en el Museo Nacional de Culturas Populares de la Ciudad de México.

Mayores informes en Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla..

Más Artículos...

-->