FB       Directorio / Contacto 

InicioDifusiónConvocatorias

Convocatorias

Juan Reynoso, el violín más dulce y vigoroso de la música calentana

218 juan reynosoJuan Reynoso, el violín más dulce y vigoroso de la música calentana

 

· Recibió la condecoración como Premio Nacional de Ciencias y Artes en 1997; su repertorio reunió dos siglos de música tradicional calentana

Aparentemente, Juan había nacido despojado de casi todo, pero no: nació con el don de la música. Juan Reynoso Portillo vio la luz el día de San Juan, un 24 de junio de 1912, en Santo Domingo, Coyuca de Catalán, Guerrero, en la cuna de una familia humilde, bajo la sombra de los framboyanes y al compás de sones, gustos, valses, marchas, fox trot y pasos dobles, géneros tradicionales de la región del Río Balsas. Tocó música tradicional calentana hasta el día de su muerte, el 18 de enero de 2007, en Michoacán.

De acuerdo con publicaciones como Homenaje a Juan Reynoso (Dos Tradiciones; septiembre, 2004), a la edad de seis años tocaba Paloma Blanca y La Cucaracha con un violín de juguete, a escondidas de su familia, creyendo que nadie lo oía. Pero la gente al escucharlo le hacía recomendaciones a su papá (Felipe Reynoso Betancour) para que le comprara un violín de verdad, porque “ese guache sí le iba a entender a la música”.

 

ver completo..

La danza del lícer

DanzaLicer04BLa danza del lícer revive la cosmovisión y el ritual olmeca para el inicio de las lluvias

 

· La celebración se realiza al mismo tiempo que las fiestas de San Juan, el 24 de junio, y el 29, de San Pedro y San Pablo

· Vinculada al cultivo de la tierra, constituye un reconocimiento del patrimonio y la tradición de los habitantes de la región de Los Tuxtlas

El municipio de Santiago de Tuxtla, Veracruz, es testigo de una de las manifestaciones culturales más arraigadas y significativas de la región: la “danza del jaguar”, también conocida como “La danza del lícer”, expresión que da a conocer la relación que los antiguos pobladores de la comunidad establecían entre el jaguar y el maíz.

ver completo..

La alfarería, oficio que se aprende jugando

CerámicaLa alfarería, oficio que se aprende jugando: Samuel Torres Briones

· El artesano originario de Tlaxcala fue beneficiado galardón que se entrega a los maestros ceramistas alfareros

· Los días 23 y 24 de junio concluirá el periodo para registrar los trabajos de los artesanos foráneos en la convocatoria del XLI Premio Nacional de Cerámica con el máximo

La precaria vida de una familia tlaxcalteca, en la que Samuel Torres Briones era el menor, hizo que el artesano de 37 años aprendiera de sus hermanos mayores a hacer sus propios juguetes: a los seis años de edad veía cómo su hermano mayor creaba sus propios carritos de barro. Ese fue su primer acercamiento a la cerámica, un oficio que aprendió jugando y profesionalizó de manera autodidacta, hasta convertirse en uno de los alfareros más reconocidos de Tlaxcala.

ver completo

Todos nos llamamos Juan

DSC 0035

Todos nos llamamos Juan y su nombre está en todas partes

 

· Proveniente de España a través de la Conquista y la evangelización, la celebración de este santo es la fiesta patronal más importante de México: Amparo Rincón, etnohistoriadora

· El primer pueblo designado por Cortés fue San Juan de Ulúa y cerca de 200 festividades llevan su nombre

Esta festividad procedente de España y que encontró un vínculo con los dioses prehispánicos, en particular con Tláloc, deidad de la lluvia para los antiguos pobladores de Mesoamérica, se ha convertido en la fiesta religiosa de mayor relevancia en nuestro país, superando el culto que se le profesa en Europa.

ver completo

Proyecto: La milpa sustentable

laMilpaJVL 9848bEl Museo Nacional de Culturas Populares alberga
el proyecto La milpa sustentable

 

Se trata de un sistema de cultivo más eficiente y de alta productividad, que se realiza en espacios pequeños y con mínimos recursos

Audio:

A lo largo de todo este año, el Museo Nacional de Culturas Populares tendrá en exhibición una parcela demostrativa de La milpa sustentable, proyecto de alta productividad para espacios pequeños, en que se controlan todos los factores de la producción agrícola.

Este sistema, desarrollado por Eduardo León Garza, consiste en líneas de macetas hechas con bolsas plásticas y una válvula de taparrosca de botella de pet, las cuales se siembran cada semana, con lo cual se tiene una cosecha constante.

En el marco de la exposición La milpa. Espacio y tiempo sagrado, se presenta este proyecto inspirado en el sistema agroalimentario prehispánico y que desde hace cuatro años, con apoyo de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, ha sido llevado a comunidades de los estados de México, Puebla, Tlaxcala e Hidalgo.

Eduardo León Garza destacó que ante el aumento de la importación de maíz, sobre todo de Estados Unidos ya que la producción nacional no satisface el consumo, creó este sistema que rescata la milpa y la hace muy eficiente a fin de garantizar la seguridad alimentaria de las comunidades más necesitadas.

La milpa sustentable se desarrolla en un espacio pequeño, como puede ser el traspatio de las viviendas de los campesinos, con una muy alta productividad al tener controlados todos los factores de la producción agrícola como el agua y el sustrato.

En el Museo Nacional de Culturas Populares, La milpa sustentable estará hasta fin de año donde “veremos dos ciclos y medio de producción. Consiste en sembrar cada semana una línea, en este caso son 8 macetas en diferentes edades y tamaños, de tal manera que cuando lleguemos a la semana 16 la primera ya da y entonces cerramos el ciclo, cosechamos en la primera y sembramos en la primera. Se viene convirtiendo la parcela en una fábrica de elotes, porque todas las semanas vamos a tener la misma cantidad y calidad de elotes”.

Señaló que una parcela de temporal produce entre 1.2 y 1.8 toneladas por hectárea, mientras que una milpa sustentable en un espacio de sólo 250 metros cuadrados, con 76 macetas por línea, produce 114 elotes cada semana, es decir 22 kilos de maíz, por lo que en las 52 semanas del año se cosecha más de una tonelada.

Adicionalmente, la milpa sustentable sólo requiere un día de jornal, así los productores pueden dedicarse a otras actividades y en cuestión de agua se utiliza sólo el 10 por ciento de lo que requiere un cultivo tecnificado a cielo abierto.

Esto, porque se hace un riego eficiente por inundación gracias a la válvula de pet, que cuando se abre, el exceso de agua se recupera con una canaleta y una cubeta, la cual ya viene enriquecida con nutrientes y que puede ser utilizada para regar otros cultivos.

Reveriano Ramírez, agricultor de Toluca, fue invitado para instalar esta parcela demostrativa. Es la primera vez que trabaja este sistema y dijo, “me interesa mucho porque es diferente a lo que nosotros trabajamos. Esto es más práctico, porque aquí regamos cuando la humedad se va y no esperamos la lluvia”.

También el agua se recupera y se puede reaprovechar y sobre todo, apuntó, “se eleva la producción, no pierdes como en temporal que si llueve se da el maíz y si no, no se da”, pues no depende de la lluvia, sino de un riego eficiente donde todo está controlado, por ejemplo, las plantas de que no debe tener el maíz, también es más fácil cortarlas para que no le robe los nutrientes.

Por su parte, Néstor Uriel Carrillo Arroyo, coordinador del proyecto La milpa sustentable en la UNAM, indicó que a lo largo de estos cuatro años de trabajo este sistema de cultivo se ha llevado a 50 comunidades y ha sido implementado por más de mil 500 familias.

Jóvenes de la Máxima Casa de Estudios realizan su Servicio Social a través de estancias de seis meses en las comunidades para implementar este tipo de cultivo que ya se ha diversificado, pues no sólo se siembran los productos tradicionales como maíz, frijol, calabaza y chile, sino incluso pepino, amaranto, papa, ajo, cebolla y lechuga en la misma maceta.

Uriel Carrillo destacó que se trata de una alternativa de producción de maíz y otros cultivos asociados, donde se acelera el desarrollo biológico de las plantas, lo que permite una cosecha constante y sobre todo con escasos recursos y una mínima cantidad de agua.

Ahora que la producción de maíz en parcelas de temporal ya no es algo productivo, los campesinos pueden hacer sus milpas sustentables en su traspatio o jardines y destinar sus tierras a cultivos de mayor valor agregado.

Los interesados en La milpa sustentable pueden acercarse a esta alternativa de cultivo en el Museo Nacional de Culturas Populares donde estará en exhibición hasta fines de este año. Ya se planea hacer ‘elotizas’ cada semana con los elotes que se vayan cosechando. También pueden entrar en contacto a través del correo Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. y en Youtube hay videos en la cuenta La milpa sustentable.

Más Artículos...

Subcategorías