FB       Directorio / Contacto 

Boletines

Convocatoria de Estímulos a Proyectos Culturales de la Región del Sotavento

Convocatoria SotaventoAbre la VI Convocatoria de Estímulos a Proyectos Culturales
de la Región del Sotavento

• Músicos, bailadores, artesanos, escritores, cooperativas, comités y asociaciones comunitarias podrán obtener hasta 40 mil pesos para el apoyo de iniciativas.

• Permitirá una mayor cobertura a las necesidades culturales de los creadores y promotores de Tabasco, Veracruz y Oaxaca.

Portadores y promotores de la cultura popular de la región sotaventina de Tabasco, Veracruz y Oaxaca tendrán la oportunidad de expresar y desarrollar sus costumbres, tradiciones, prácticas y festividades que los identifican, participando en la VI Convocatoria de Estímulos a Proyectos Culturales de la Región del Sotavento.

El Programa de Desarrollo Cultural del Sotavento, bianual, creado por la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU) de la Secretaría de Cultura, en coordinación con las instituciones culturales de las entidades que integran la región del Sotavento, tiene por objetivo fortalecer distintas expresiones y procesos identitarios de la región mediante el otorgamiento de recursos financieros a proyectos culturales.

Compositores, bailadores, artesanos, promotores culturales, escritores, cronistas, músicos, poetas, comités, cooperativas, asociaciones civiles, organizaciones y habitantes en lengua originaria, son convocados a participar.

La convocatoria se gestó en el año 2008, por lo que desde su inicio se ha acrecentado el número de sus participantes y las propuestas se han diversificado. Así, en su primera edición, recibieron el apoyo 11 proyectos, mientras que en la anterior 26 trabajos se beneficiaron de ella.

Luis Antonio Vázquez Heredia, jefe de Programas de Desarrollo Cultural Maya y Sotavento de la DGCPIU, señaló que esta iniciativa surge con el objetivo de dar una mayor cobertura a los requerimientos culturales que tienen los habitantes del Sotavento. “Muchas veces, como institución, debemos renovar la sensibilidad y cercanía. La convocatoria nos permite profundizar en proyectos municipales que abarcan la región y al mismo tiempo retroalimentarnos de su tradición y conocer nuevas manifestaciones identitarias”.

Y agregó: “Nos dimos cuenta de que debíamos poner el foco de atención en las necesidades inmediatas de los creadores, portadores y promotores de la cultura, en ámbitos como la música, la danza, la cocina y la medicina tradicional, las artesanías y los saberes ancestrales”.

Con un estímulo económico de hasta 40 mil pesos, la convocatoria de esta sexta edición estará abierta hasta el 31 de agosto de 2018 y los interesados podrán inscribir sus proyectos en alguno de los cinco campos de participación, implementados en tres categorías: Formación y capacitación, Difusión del patrimonio cultural y Equipamiento.

De esta forma, se evaluarán proyectos en las áreas de Artesanías tradicionales y nuevas propuestas, desarrollados por artesanos para la elaboración de productos a partir de elementos y diseños tradicionales o de innovación. Técnicas tradicionales para el manejo de recursos naturales, enfocados en la recuperación o renovación en el uso de materiales y cultivos tradicionales aplicados en medicina tradicional y teñido natural, entre otros.

Música tradicional y popular, en este campo se apoyarán propuestas que permitan reforzar la riqueza y variedad del repertorio de música tradicional y popular de la región, tales como manuales, recopilaciones, talleres de formación y capacitación, registro audiovisual, sonoro o de imagen. Baile tradicional y popular, centrados en recuperar, reforzar y enriquecer la variedad de los bailes tradicionales y populares del Sotavento (danzón, son montuno, son jarocho y danzas tradicionales, por mencionar algunos).

El último campo, Tradición oral, está orientado en apoyar iniciativas que privilegien la recuperación de los saberes tradicionales y populares, a través de talleres, registro de narraciones originales de la región, expresadas en mitos, cuentos, leyendas, anécdotas, testimonios históricos, cocina, medicina tradicional, y obtenidos gracias a las aportaciones de ancianos o personas reconocidas por su trayectoria vinculada al desarrollo de sus comunidades.

Durante la existencia del Programa se han apoyado iniciativas enfocadas a la preservación y difusión del son jarocho, bandas de música, son montuno, edición de libros sobre cocina y saberes tradicionales, así como el fortalecimiento de fiestas populares.

La convocatoria de este año, por primera vez, podrá renovar, hasta en una ocasión subsecuente, el apoyo a un proyecto anteriormente beneficiado, siempre y cuando se justifique la continuidad de éste.

En cuanto a la selección de los proyectos, el Programa de Desarrollo Cultural del Sotavento nombrará una Comisión dictaminadora, formada por especialistas de reconocida trayectoria. Al final, las propuestas apoyadas con financiamiento deberán presentar un informe con los detalles de su aplicación y resultados.

“Los seleccionados valoran muchos el apoyo que se les brinda para echar a andar sus ideas. Reciben el financiamiento, implementan su programa y dan los resultados que prometen. Hay corresponsabilidad y, sobre todo, existe en ellos un compromiso social y cultural con su comunidad”, finalizó Vázquez Heredia.

Para más detalles sobre las bases de participación, consultar la página de la Secretaría de Cultura, en el apartado de Convocatorias: www.gob.mx/cultura/convocatorias , así como en el portal de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas: http://www.culturaspopulareseindigenas.gob.mx/.

MAB

Marta Turok, el arte popular y la figura del artesano en el escenario actual.

 

1 CariciaMarta Turok, el arte popular y la figura del artesano en el escenario actual 

Como parte del Seminario de Actualización 2018 “Patrimonio Cultural Inmaterial y Diversidad Cultural”, organizado por la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de la Secretaría de Cultura, la antropóloga Marta Turok Wallace impartió el martes 26 de junio su ponencia “El arte popular en México. Perspectivas cambiantes”.

En esta sesión, la también investigadora abordó el escenario actual en torno a la artesanía popular, la importancia de la materia prima; la figura del artesano, su entorno ambiental y las prácticas y rituales que distinguen y aportan a esta diversidad cultural del país. “Tradición y cambio es una cualidad de la cultura, ésta no es estática”, afirmó.

Asimismo, profundizó respecto a la presencia de la artesanía mexicana en el mercado comercial, las adaptaciones que han hecho múltiples comunidades para captar la atención de los consumidores actuales y la apropiación que han realizado empresas nacionales e internacionales para su beneficio.

Turok Wallace explicó, a manera de diagnóstico, con base en su experiencia y al estudio concienzudo de diversas comunidades del país, los cambios que los distintos grupos indígenas y mestizos del país han realizado, desde su papel de artesanos. Propuso una visión artesanal integral y sustentable, donde medio ambiente, cultura y economía están presentes en el desarrollo de dicha actividad.

La también exdirectora general de Culturas Populares expuso las diferentes personalidades del artesano a lo largo del tiempo, a quien se le vincula dentro de un oficio aprendido desde el seno materno o el que adquiere su conocimiento en talleres o escuelas dentro de una formación académica.

Aunque también argumentó, “hay otra tendencia: la de artesanos por vocación. El surgimiento de un nuevo grupo de productores varones originarios de la misma comunidad, principalmente en textil, quienes están rompiendo estereotipos entrando al campo del telar de cintura, antes exclusivo para las mujeres”.

Comentó asimismo el surgimiento de una economía creativa, donde el campo del diseño y la artesanía popular convergen para crear productos atractivos a un mercado en el cual el artesano amplía sus posibilidades de sustento. Esto, debido a la crisis derivada de una brecha generacional cada vez más amplia: los jóvenes optan por dedicarse a otra actividad, “no se está logrando que el ser artesano signifique ‘ser alguien en la vida’. No se valora la artesanía, se regatea”, expuso la antropóloga.

Sin embargo, Turok enfatizó que muchas comunidades se han adaptado al cambio del paradigma de la artesanía popular, hay quienes conservan la carga ritual e identitaria con algunas transformaciones en la diversidad de creaciones de arte popular -plasmadas en objetos, indumentaria e incluso gastronomía- y hay también comunidades que han empleado sus habilidades para abrirse a un mercado comercial a partir de objetos ornamentales y decorativos, lo que ha propiciado un campo de creatividad increíble.

La también autora del libro El caracol púrpura. Una tradición milenaria en Oaxaca, dijo que, aunque se han hecho cambios para conservar y fortalecer la artesanía de los pueblos originarios y mestizos, también hay técnicas y saberes artesanales que están en riesgo, como el rebozo de telar de pedal o porque hay escasez de la materia prima.

Finalmente, Marta Turok aseguró que para los artesanos la tradición no está en venta. Ellos son los portadores de conocimientos y técnicas aplicadas a un arte popular, desde épocas ancestrales, que ha sufrido múltiples transformaciones y ha sido recreado para convertirse en una nueva tradición.

MAB

Encuentro Afro mexicano

imagen AFROAbril 2018 04El Encuentro Afro mexicano
celebra el legado cultural y artístico de los afrodescendientes del país

 

Con más de 50 actividades académicas y artísticas el festival busca reconocer las aportaciones de los creadores de la cultura afrodescendiente.

Los estados de Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Coahuila, Veracruz y la Ciudad de México forman parte de esta celebración.

Además de presentaciones musicales, de danza y teatro, hay foros y talleres; muestras artesanales y gastronómicas.

Cuajinicuilapa, municipio de la Costa Chica del estado de Guerrero, considerado la “capital negra de México” con más de 10 mil habitantes afrodescendientes, recibe el Encuentro Afro mexicano. Especialistas, artistas y portadores de la cultura afromestiza son los protagonistas de esta gran fiesta cultural, que se desarrolla del 29 de abril al 5 de mayo, y a la que se suman las entidades de Oaxaca, Michoacán, Coahuila, Veracruz y la Ciudad de México.

Presentaciones artísticas, foros académicos, talleres, muestras artesanales y gastronómicas integran las más de 50 actividades que ofrece este encuentro, cuyo propósito es poner en relieve la herencia afrodescendiente y sus aportaciones en el desarrollo de México, desde la Colonia hasta la actualidad.

Organizado por la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de la Secretaría de Cultura federal –en el marco de su 40 aniversario–, en colaboración con la Secretaría de Cultura de Guerrero, el Encuentro Afro mexicano convoca a la reflexión sobre el presente y el futuro de las comunidades afrodescendientes, expresadas en diversas disciplinas artísticas y con necesidades actuales en temas como la identidad y su historia.

“La población afrodescendiente está distribuida en todo el país, lo que sucede es que no está visibilizada, de ahí radica la importancia de este festival. Aunque en el fenotipo de mucha población no aparezca un rasgo afro, todos llevamos en la sangre esta herencia, es nuestra tercera raíz”, expresó Leonel Maciel Ramírez, coordinador de este encuentro.

Maciel Ramírez agregó que las propuestas artísticas de las 23 agrupaciones que participan en la celebración, representan este legado de la negritud, tanto en sus sonidos tradicionales, como en la fusión de sus ritmos; ejemplo de ello son los participantes: Mono Blanco, Patricio Hidalgo y Afrojarocho, Celso Duarte Ensamble, Juan Morales y su Fandango, Rafael Mendoza, Eblen Macari y Alejandra Robles “La Morena”, entre otros.

Danzas de diablos, comparsas, zanqueros y tambores invitan al público a ser partícipe de esta gran celebración. Así como corridistas, chineleros, intérpretes de sones de artesa, fandangueros, decimeros y otros músicos tradicionales de varias entidades del país, reavivan esta diversidad sonora.

En cuanto a los foros académicos, los especialistas, junto con los portadores del patrimonio cultural afrodescendiente, como músicos, artesanos y herederos afromexicanos abarcan, desde su perspectiva, su papel en la sociedad actual y su reconocimiento constitucional con una identidad y cultura propia.

La oferta se amplía para el público más pequeño en un espacio denominado Foro Infantil, en el que se presentan grupos teatrales y musicales como Big Bang Mi Tierra Jazz, Los Botes Cantan, Monedita de Oro, Gota de Mercurio y Lío.

De igual forma, el público en general tiene la posibilidad de inscribirse en talleres de formación con enfoque participativo, donde se acercan a manifestaciones artísticas que también forman parte del patrimonio cultural inmaterial, como el teatro, la pintura, la danza africana; así como la elaboración de tambores, tigres, diablos y máscaras, objetos empleados para rituales y festejos.

La iniciativa del Encuentro Afromexicano se suma a la resolución emitida en el año 2014 por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, que proclamó el Decenio Internacional para los Afrodescendientes (2015-2024), donde afirma la importancia de la plena participación libre y en igualdad de condiciones de las y los afrodescendientes en todos los aspectos de la vida política, económica, social y cultural de los países de las Américas.

MAB

¡Vale! Bailar danzón es un festival que celebra una de las expresiones artísticas significativas de México

 Vale Bailar danzón 3¡Vale! Bailar danzón es un festival que celebra una de las expresiones artísticas significativas de México

  • Busca fortalecer procesos de identidad generados a partir del baile, la música y la convivencia social.
  • Danzoneras de reconocida trayectoria y más de 50 agrupaciones provenientes de diferentes regiones del país participarán en el encuentro.
  • Se llevará a cabo un conversatorio con bailadores y especialistas en la promoción y difusión del danzón.

Con el objetivo de promover el Patrimonio Cultural Inmaterial y la diversidad cultural de México, la Secretaría de Cultura, a través de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), presentan el festival ¡Vale! Bailar danzón, iniciativa que abre la puerta para que todos aquellos involucrados o no con esta expresión artística, se acerquen y conozcan la riqueza de su tradición, cadencia y dinámica con emblemáticos espacios como sedes.

Así, agrupaciones de reconocida trayectoria como la Danzonera Acerina; la Danzonera de Felipe Urbán; la Danzonera de los Hermanos Varela y la Danzonera Yucatán, formarán parte de este encuentro que se llevará a cabo del 24 al 27 de mayo en el Museo Nacional de Culturas Populares de la Secretaría de Cultura; la Escuela Superior de Música del INBA, Plantel Fernández Leal; y el Centro Cultural del México Contemporáneo.

También se llevarán a cabo muestras de baile con la actuación de más de 50 grupos representativos y parejas de danzoneros provenientes de varias comunidades de Baja California, Sinaloa, Monterrey, Querétaro, Puebla, Veracruz, Oaxaca, Quintana Roo, Yucatán y la Ciudad de México.

“El propósito es convocar a la reflexión en torno a una expresión músico-dancística como el danzón. Que el público en general y los danzoneros de diversas regiones del país sean partícipes de este diálogo intercultural. Más allá del goce de esta práctica, se trata de estimular procesos de identidad generados a partir del baile, la música y la convivencia social”, señaló Aarón Mejía Rodríguez, director de Desarrollo Intercultural de la DGCPIU.

Los bailadores, que han preservado y transmitido durante varias generaciones dicha manifestación artística, han demostrado que en el danzón no existen barreras geográficas, ni tampoco generacionales, expresadas con la participación de parejas de niños, jóvenes, personas de la tercera edad y familias, o culturales, en la singularidad de un estilo influenciado por su entorno.

Un conversatorio, que tendrá lugar en el Museo Nacional de Culturas Populares el viernes 25 de mayo a las 17:00 horas, y en el que tomarán parte especialistas y bailadores como Omar Chanona, Simón Jara, Ángeles Barrueta y Francisco Guerrero, completará las actividades de este festival, donde se abordarán los orígenes de esta tradición popular, su trascendencia social y sus diversas manifestaciones y transformaciones.

          

“La cultura tiene una dinámica propia y el danzón no escapa de ella. Involucra a los salones de baile, los bailadores, las danzoneras y las plazas públicas. Es un movimiento a nivel nacional, su práctica rebasa las fronteras culturales, de edad, condición económica o geográfica”, destaca Guadalupe Cruz Gómez, subdirectora de Servicios y Apoyo Educativo del INBA, cuya Escuela Superior de Música, Plantel Fernández Leal (ubicado en el Barrio La Concepción, del. Coyoacán), será la sede que inaugure este encuentro con un Concierto sinfónico, el jueves 24 de mayo a las 16:00 horas.

La Danzonera Acerina, junto con alumnos de las Escuelas de Iniciación Artística del INBA, serán los encargados de su ejecución. Con esto, se busca exponer la relación entre este género y la música de concierto: “Queremos que el danzón también se escuche. Se interpretarán oberturas de piezas operísticas con su adaptación a la estructura musical de este baile”, expresó Cruz Gómez.

Danzones como La Gioconda, inspirado en la ópera del mismo nombre del compositor Amilcare Ponchielli; el Danzón Rigoletito, de la pieza operística Rigoletto de Giuseppe Verdi; y el Danzón Don Guillermo Tell, de la ópera Guillermo Tell de Goachino Rossini; además del Danzón Núm. 2 de Arturo Márquez, serán interpretados.

El público, aparte de admirar estas piezas, también podrá ser partícipe de esta fiesta con bailes populares en los que apreciará el sello musical que le imprimen las danzoneras a las composiciones, así como practicar los múltiples estilos que prevalecen en esta danza.

Los bailes populares de ¡Vale! Bailar danzón se llevarán a cabo el 24, 25 y 27 de mayo en el Museo Nacional de Culturas Populares (ubicado en Av. Hidalgo 289, col. Del Carmen, Coyoacán); mientras que las muestras de danzón, el 25 y 26 de mayo en el Centro Cultural del México Contemporáneo (Leandro Valle No. 20, col. Centro Histórico).

MAB

El juguete popular en el arte y en la vida cotidiana

 

1Reúne 90 obras de artistas plásticos

 


Abren la muestra Trompos, muñecas, y papalotes.
El juguete popular en el arte y en la vida cotidiana

***La exhibición estará primero en el Museo Nacional de Culturas  

                Populares de la Ciudad de México y posteriormente irá al Museo Biblioteca Pape de Monclova, Coahuila

Arte y juego han sido siempre actividades complementarias, por ello son muchos los pintores y artistas de diferentes épocas y estilos que han tratado en sus obras el tema del juguete popular.

Trompos, muñecas y papalotes. El juguete popular en el arte y en la vida cotidiana es el título de la exposición que por primera vez reúne la obra de maestros artesanos y artistas plásticos a partir de un diálogo imaginario entre el objeto real y su representación icónica. Más de 250 piezas entre juguetes, fotografías, grabados, pinturas y esculturas se exhibirán a partir del sábado 28 de abril hasta el domingo 5 de agosto en la sala Guillermo Bonfil del Museo Nacional de Culturas Populares.

En el contexto de la celebración del Día del Niño, la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de la Secretaría de Cultura impulsa esta exposición por su trascendencia como elemento de la memoria colectiva de nuestro país.

El juguete popular y el juego son expresiones de la tradición de una comunidad; así como motivo de inspiración de artistas plásticos de distintas generaciones y estilos por la inventiva y sensibilidad que poseen las manos de los artesanos mexicanos para crear obras de gran belleza.

Los juguetes tradicionales y piezas de arte popular que se exhibirán pertenecen a distintas colecciones y acervos, como los del Museo Nacional de Culturas Populares de la Secretaría de Cultura; La Esquina. Museo del Juguete Popular Mexicano; Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas; Centro de Estudios de Arte Popular Ruth D. Lechuga y Museo de Arte Raúl Anguiano.

Estas piezas convivirán con obras de José Guadalupe Posada, Lola Cueto, José Chávez Morado, María Izquierdo, Luis Nishizawa, Rufino Tamayo, Francisco Toledo, Arnaldo Coen, Arturo Elizondo, Julio Galán, Carlos Jaurena y Rocío Maldonado, entre otros creadores, cuya procedencia forma parte de colecciones como la del Museo de Arte Moderno; Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara; Museo Nacional de la Estampa y el Museo Franz Mayer, así como de las colecciones Blaisten, Archivo Casasola y Artes de México.

La exposición Trompos, muñecas y papalotes. El juguete popular en el arte y en la vida cotidiana muestra la relación que une a la artesanía con el arte y las frágiles barreras que los separan. Se divide en nueves secciones compuestas por juguetes, juegos y obra plástica.

La belleza y originalidad del juguete popular mexicano ha sido reconocida en México y el mundo. “Cada uno de estos objetos lúdicos guarda el peso de su cultura originaria y el espíritu de quien moldea sus formas. Su presencia en la pintura cobró fuerza con las políticas culturales posrevolucionarias, las cuales encontraron en el pasado indígena y sus manifestaciones populares una fuente inagotable para forjar un sentido de identidad nacional”, señala María Fernanda Matos Moctezuma, curadora de la exposición.

La también investigadora, promotora y gestora cultural, añade que el recorrido inicia con los primeros testimonios del juego dentro de las culturas originarias, con figurillas de animales con ruedas, muñecos articulados, sonajas, silbatos u otros objetos destinados al juego o a cumplir funciones ceremoniales.

“Artistas como José Chávez Morado, Emilio Baz Viaud y Luis Nishizawa ahondan en los orígenes rituales del juego; otros como Rodrigo Pimentel, José Fernández Esquivel e Inda Sáenz lo abordan como vía para penetrar en el pasado prehispánico”.

Los juguetes, fabricados en distintas zonas culturales del país, han sido parte del repertorio iconográfico de artistas de distintas corrientes y estilo, y representan la herencia del patrimonio cultural de los pueblos donde éstos se desarrollaron.

        

La curadora también resalta la iconografía de las ferias y los circos, evocada en el arte popular y por los pintores desde el siglo XIX hasta la actualidad. Carruseles, malabaristas y animales recrean el ambiente festivo donde no faltan las marionetas, títeres e instrumentos musicales representados en la pintura de Tamayo, Lázaro Belmont, Arturo Elizondo o los grabados de Lola Cueto.

Otras muestras características son los juegos de mesa que se remontan a la Colonia, con trabajos de José Guadalupe Posada en alusión a la Batalla del 5 de Mayo; las Serpientes y escaleras; la Lotería o el Juego de la oca en los cuadros de Ireri Topete, Carlos Rodal y Carlos Gutiérrez Angulo.

La exposición contará también con un espacio lúdico en el que los visitantes podrán interactuar con algunos juguetes tradicionales, de manera que reconozcan a éstos como parte del patrimonio cultural de México y a su vez aprendan cómo dichos objetos contribuyen para el desarrollo de las cualidades motoras, cognitivas y comportamiento social de los niños.

El juguete popular mexicano, símbolo de una tradición viva, se convierte así en objeto de admiración con esta exhibición y con la exposición simultánea que se presentará en la sala Cristina Payán del mismo recinto de Coyoacán, titulada A la rueda de San Miguel. La esquina de la juguetería popular mexicana, que constará de una selección de más de 120 juguetes pertenecientes a La Esquina. Museo del Juguete Popular Mexicano, ubicado en San Miguel de Allende, Guanajuato. Piezas que han sido ganadoras del Concurso Nacional de Juguetes que este museo ha impulsado desde hace seis años.

Para completar estas muestras, también en la sala Cristina Payán se realizará un homenaje a Gumersindo España Olivares “Sshinda”, maestro hacedor de juguetes guanajuatense y quien falleció recientemente, con una exhibición de 204 de sus piezas, entre moldes y creaciones de su autoría.

Durante los meses de exhibición de ambas exposiciones habrá diversas actividades, como visitas guiadas animadas, talleres familiares de elaboración de juguetes, una feria artesanal de juguetes tradicionales, así como conferencias y charlas con especialistas y maestros artesanos.

La inauguración se llevará cabo el sábado 28 de abril a las 12 horas en el Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado en Av. Hidalgo 289, col. Del Carmen, del. Coyoacán, en la Ciudad de México. La exposición Trompos, muñecas y papalotes. El juguete popular en el arte y en la vida cotidiana se exhibirá hasta el domingo 5 de agosto.

MAB

Más Artículos...