FB       Directorio / Contacto 

InicioDifusiónConvocatoriasBoletinesQue viva el norte de México exhibe a través de la indumentaria el sello identitario de las comunidades indígenas y mestizas de esta región del país

Que viva el norte de México exhibe a través de la indumentaria el sello identitario de las comunidades indígenas y mestizas de esta región del país

2007 7846Que viva el norte de México exhibe a través de la indumentaria el sello identitario de las comunidades indígenas y mestizas de esta región del país

  • La exposición muestra la diversidad cultural de los pueblos originarios y mestizos del norte de México, presente en su indumentaria tradicional
  • Atuendos seris, rarámuris, kikapús, yaquis, mayos y trajes típicos de Nuevo León, Tamaulipas y Baja California Sur, forman parte de la exhibición

En el marco del Día Internacional de la Mujer, la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU) de la Secretaría de Cultura rinde homenaje a la mujer mexicana, portadora vital de la herencia cultural, transmisora de conocimientos, lengua, tradiciones, saberes y técnicas artesanales con la exposición Que viva el norte de México, que exhibirá a partir de este 8 de marzo en las Galerías Quinta Margarita del Museo Nacional de Culturas Populares de Coyoacán.

La belleza de la indumentaria que portan y confeccionan las mujeres de esta región del país, se complementa con los símbolos de la cosmovisión de sus pueblos y el legado cultural de los pueblos originarios que habitan esta zona del país.

La muestra, confeccionada con técnicas heredadas a través de varias generaciones y enriquecida con símbolos bordados o tejidos a mano de cada comunidad, está integrada por 16 trajes tradicionales, pectorales y otros accesorios que forman parte de la colección del Museo Nacional de Culturas Populares y Colección María Esther Zuno de Echeverría “Vestidos de Tradición, Por Amor a México”.

Esta muestra se complementa con fotografías del archivo gráfico del Museo, producto de la lente de Walter Reuter y George Jackson Jr. quienes retrataron además de costumbres y tradiciones, rituales y otras expresiones culturales de los seris, rarámuris, kikapoos, tepehuanos, yaquis, mayos, cucapás y kumiai, habitantes de los estados de Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, Durango, Baja California y Baja California Sur.

En esta muestra se podrá admirar el traje rarámuri, compuesto de faldas largas y amplias de tela industrializada y una faja de lana tejida en telar de cintura, la cual representa una víbora, relacionada con la curvatura de la tierra; símbolo que se repite en otras partes de Mesoamérica. Se complementa con huaraches, collera o cinta para la cabeza, la cual además de mantener en su lugar el cabello, protege del frío y representa la memoria, lugar donde se encuentra el sostén de su cultura.

Las mujeres kikapoos que habitan el estado de Coahuila, así como varias comunidades de Kansas y Oklahoma, en los Estados Unidos, visten chamarras de piel de venado, faldas largas de algodón y los vistosos “tehuas”, mocasines de piel bordados con chaquira. En el caso de las tepehuanas, de Durango, portan vestidos de tela de algodón, delantal a la cintura y accesorios como el morral bordado, con elementos de sus rituales como el sol y el peyote, entre otros símbolos.

En los cucapá y los kumiai, el elemento identitario de su indumentaria son los pectorales de chaquira que contienen símbolos que señalan los puntos cardinales con figuras como los rombos; o la presencia de las montañas, que se representan a través de las grecas.

En otros estados como Nuevo León y Tamaulipas, por su cercanía con la frontera norte, la indumentaria responde a otras características culturales. En Nuevo León, por ejemplo, se usa el traje para bailar redovas y polkas, compuesto por vestidos largos, manga larga y cuello alto con encaje, acompañado con botas norteñas. Mientras que en Tamaulipas son famosas las “cueras”, llamadas así porque en su elaboración se utiliza piel de becerro o venado. El traje completo se compone de falda y chamarra, adornadas con flequillos y bordados con grecas o flores de anacahuita.

En Baja California Sur, ante la falta de un traje representativo, en 1954 el gobierno del estado realizó una convocatoria para su elaboración, resultando ganadora la propuesta “Flor de Pitahaya”, planta característica del desierto.

Esta exposición es una excelente oportunidad para que el público conozca y valore la herencia del trabajo artesanal de las mujeres de cada uno de los pueblos indígenas y mestizos del norte de México, representados a través de sus trajes tradicionales.

La muestra Que viva el norte de México permanecerá abierta al público hasta el 29 de abril, en las Galerías Quinta Margarita, en el Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado en Av. Hidalgo 289, col. Del Carmen, Delegación Coyoacán, Ciudad de México.