FB       Directorio / Contacto 

Boletines

Tejiendo Identidades. Fuerza Transformadora, exposición fotográfica.

Tejiendo Identidades. Fuerza Transformadora, exposición fotográfica

que muestra tradiciones milenarias de la artesanía popular mexicana

  • Detrás de la elaboración de canastas, sombreros, bolsas, petates y arcos florales, la exhibición presenta historias míticas, celebraciones y rituales llevados a cabo por los artesanos y las comunidades
  • Se exhibe en la Galería Acuario de las Rejas de Chapultepec, sobre Paseo de la Reforma

27500632 2008261212777742 7630977340507436813 oEn un esfuerzo conjunto por parte de la Secretaría de Cultura federal y la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, Tejiendo Identidades. Fuerza transformadora ofrece al público el trabajo con agaves, la palma, el bejuco y otras fibras vegetales por artesanos mexicanos, para ser convertidos en bellos objetos gracias a la destreza, creatividad y paciencia de sus manos.

Esta muestra expone así una de las actividades más antiguas y arraigadas en nuestro país: la cestería, la cual se especula surgió antes de la creación de la cerámica, e incluso, antes del desarrollo de la agricultura.

La exposición se exhibe en la Galería Acuario de las Rejas de Chapultepec, sobre Paseo de la Reforma, y está integrada por los trabajos de los ganadores y menciones honoríficas del Séptimo Concurso Nacional de Fotografía Tejiendo la naturaleza: Las fibras vegetales de México, organizado en 2015 por la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU) de la Secretaría de Cultura federal.

Además de tener un uso ornamental y cotidiano, algunos de los objetos plasmados en esta exposición, entre ellos canastas, sombreros, petates, chiquihuites, petacas y arcos florales, guardan un motivo festivo, ceremonial e incluso místico. En estas imágenes se expone la riqueza de técnicas manuales, el aprovechamiento de la flora de la región y la diversidad estética plasmada en procedimientos que datan, algunos, de hace miles de años.

En entrevista, la etnóloga Amparo Rincón Pérez, Jefa de Arte Popular de la DGCPIU, explicó que el propósito de esta selección es, además de difundir el arte popular mexicano, que el visitante conozca y revalore el patrimonio artístico de nuestro país.

“Las fibras naturales son la forma más sublime del arte popular, pues además de ser un material biodegradable, con ellas es posible crear obras a partir de lo que la naturaleza nos brinda. Es una invitación a recuperar nuestra cultura, nuestras técnicas tradicionales y a que se consuma lo hecho en México”, apuntó.

Del fotógrafo Edmundo Kossio Acuña, ganador del Primer Lugar del concurso, se presenta la serie Cestería seri. Considerada una de las más finas del país, el trabajo artesanal realizado desde la época prehispánica por la tribu Comcaác del desierto de Sonora no sólo guarda un significado ornamental y doméstico, sino que la elaboración de algunos de sus objetos se acompaña de ritos y festejos. Es el caso de las coritas (cestos o canastas en forma de plato) hechas de las ramas del arbusto llamado torote prieto.

Según Rincón Pérez, “el torote, como materia prima para la fabricación de objetos artesanales, fue descubierto por los Comcaác. Ellos se dieron cuenta que calentando la rama se podía desgajar y ser hilada. Después de su recolección, hecha en periodos de luna llena, a esta fibra espinosa se le quitan todas las impurezas, se le tatema para que adquiera flexibilidad y, con los dientes, son extraídos los hilos que se emplearán después para la confección de las coritas”.

Agregó que durante la elaboración de estas piezas –tejidas con las manos y la ayuda de un punzón de hueso de venado–, “las mujeres cantan y rezan para alejar las malas vibras y para que el trabajo no tenga defectos, pues de lo contrario simboliza mala suerte”.

En ellas también se alude con dibujos a divinidades antiguas, por ejemplo el venado o la mariposa, que simboliza la libertad y la transformación; o las montañas, elemento que personifica la vida y provee la materia prima. Al término de la confección se lleva a cabo la Fiesta de la canasta en honor a la artesana, donde se celebra con música, danzas y comida su logro y esfuerzo.

Durante este recorrido visual, los visitantes también descubrirán las obras artesanales provenientes de los agaves, como en la serie fotográfica de la ganadora del segundo lugar, Laura Alejandra Jalil Álvarez. En este conjunto se da cuenta del trabajo de los artesanos del pueblo de Tecoh, en Yucatán, quienes trabajan con el henequén –Ki en lengua maya–, planta originaria de este estado del país con la que se fabrican hamacas, cuerdas, bolsas, morrales, manteles y alpargatas, entre otros productos, y que alguna vez fuera llamada oro verde.

Otro de los trabajos expuestos en esta muestra son los arcos florales de cucharilla, otra más de las muchas especies de agaves existentes en México, los cuales tienen un uso ritual en las fiestas patronales de algunas comunidades. Los habitantes los elaboran como ofrendas para los santos en símbolo de gratitud y devoción, o para fomentar la unión y la convivencia entre los pobladores.

Fernando Ángel Soto Vidal, ganador del tercer lugar, muestra en sus fotografías el proceso creativo de los arcos florales de Zacatepec de Hidalgo, Morelos, donde se puede ver desde cómo se le extrae el corazón a la planta de la que surgen flores blancas en forma de cuchara, hasta la participación de los artesanos en la construcción de las piezas monumentales y su colocación en las portadas de las iglesias.

Cabe destacar el trabajo de las menciones honoríficas, en cuyas imágenes se ven plasmados otros procesos de confección de objetos típicos mexicanos. Uno de ellos es el petate, del municipio de Zautla, Puebla. Regularmente hecho de palma, el petate o estera tiene un significado muy especial para los pueblos originarios. “Este objeto era matrimonio y mortaja, cama en el hogar y, al morir, envoltorio del cuerpo del difunto, degradado junto con él, nutriendo la tierra”, concluyó Amparo Rincón.

Tejiendo Identidades. Fuerza Transformadora, estará expuesta hasta el domingo 11 de marzo en la Galería Acuario de las Rejas de Chapultepec (frente al Museo Nacional de Antropología e Historia).

La 12ª Convocatoria de Estímulos a la Creación Cultural Huasteca busca fortalecer la identidad de esta región del país

12 convocatoria estímulos creación cultural huastecaLa 12ª Convocatoria de Estímulos a la Creación Cultural Huasteca

busca fortalecer la identidad de esta región del país

Música, tradición oral, cuento, poesía, teatro; danza, oficios populares, técnicas y conocimientos tradicionales y migración son algunas de las temáticas de estos apoyos

La iniciativa es dirigida a promotores culturales, artistas, artesanos, comités, cooperativas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales de los estados de Hidalgo, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz

Proyectos que busquen reforzar la identidad de la Región Huasteca –que comprende los estados de Hidalgo, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz– y generen acciones de salvaguardia del patrimonio inmaterial en riesgo,podrán ser candidatos para participar en la 12ª Convocatoria de Estímulos a la Creación Cultural Huasteca.

Esta convocatoria es impulsada por el Programa de Desarrollo Cultural de la Huasteca, integrado por la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de la Secretaría de Cultura federal e instancias de cultura de las seis entidades que conforman esta zona del país.

Artistas, promotores culturales, artesanos, comités, cooperativas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales, rurales y urbanas que radican en esta región podrán inscribir sus proyectos hasta el 15 de marzo del presente año. Aquellos seleccionados que contribuyan al desarrollo de la diversidad cultural de esta región y cubran los requisitos contarán con un apoyo económico de 45 mil pesos para desarrollar su idea.

Los aspirantes a estos estímulos económicos podrán registrar propuestas relacionadas con la música tradicional y de fusión; tradición oral; narrativa, cuento y poesía; artes y oficios populares; artes escénicas; artes visuales; danza tradicional y contemporánea; técnicas y conocimientos tradicionales para el manejo de los recursos naturales (medicina, cocina y cultivos, entre otros); tecnologías de la información y la comunicación; migración; y cultura urbana.

Las categorías de participación son: Animación cultural, Formación y capacitación, Producción editorial y Equipamiento.

En Animación cultural, las propuestas deberán estar encaminadas a la recuperación y aprovechamiento de espacios públicos como herramientas para la inclusión y la cohesión social, en los que se difunda y se dé a conocer la diversidad cultural de la Huasteca a través de presentaciones artísticas y culturales. Es el caso de puestas en escena, poesía, conciertos, encuentros, bailes populares y exposiciones, por mencionar algunos.

En lo que respecta a la categoría de Formación y capacitación, se podrán inscribir planes dirigidos al fortalecimiento y preservación de las manifestaciones culturales que identifican a la región, por medio de cursos y talleres en los temas de narrativa, versificación, ejecución instrumental, laudería, recuperación de técnicas tradicionales, fomento a las lenguas maternas, arte popular, creación artística tradicional y contemporánea, entre otros.

Trabajos escritos ya concluidos, listos para editarse sobre el patrimonio cultural de la Huasteca en formato audio y video, podrán admitirse en la categoría de Producción editorial. Ésta abarca programas de radio, libros, revistas, catálogos, trípticos y carteles, siempre y cuando estén justiciados como parte de una campaña relacionada con algunas de las temáticas de la convocatoria.

Finalmente, proyectos que coadyuven a estimular las prácticas tradicionales y la creatividad artística, que requieran apoyos para el equipamiento y/o consolidación de su obra serán sujetos de admisión en la categoría de Equipamiento. Algunos ejemplos son: indumentaria para danzas, instrumentos musicales, insumos y materiales para producción de obras de teatro, cursos y talleres de arte popular y de capacitación artística.

El Programa de Desarrollo Cultural de la Huasteca se creó en 1994 y actualmente es gestionado por la Secretaría de Cultura federal, a través de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, así como por las secretarías de Cultura de Hidalgo, Querétaro y San Luis Potosí, la Secretaría de Turismo y Cultura de Puebla, el Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes y el Instituto Veracruzano de la Cultura.

Para más información sobre los detalles de la convocatoria consultar la página http://www.culturaspopulareseindigenas.gob.mx

La milpa, la música indígena y la Huasteca, aspectos fundamentales en la difusión de las culturas populares

La milpa, la música indígena y la Huasteca, aspectos fundamentales en la difusión de las culturas populares

  • A través de la DGCPIU se llevó a cabo la Feria del Libro de Cocina Tradicional y se editaron cuatro libros más de la colección Cocina Indígena y Popular

Audio:

fotos 4A lo largo de este 2017, diversas iniciativas en torno a la milpa, la música indígena y el desarrollo de la Huasteca, además de cuatro importantes ferias artesanales, se llevaron a cabo por la Secretaría de Cultura para el fomento e impulso de la cultura popular.

El Museo Nacional de Culturas Populares fue sede de la exposición La milpa. Espacio y tiempo sagrado que puso nuevamente en el escenario a este sistema de cultivo y que luego de casi un año de exhibición, registró más de 70 mil visitantes.

El titular de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU), Jacinto Chacha Antele, apuntó que esta muestra, además de la parte museística, se desarrolló con un esquema integral de difusión y promoción para permitir tanto al público general como al especializado, acercarse a uno de los temas más apasionantes del mundo mesoamericano, que es la milpa.

Junto con otras instancias como el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), además de la exposición de gran formato titulada La milpa. Espacio y tiempo sagrado, se montaron otras más pequeñas como La milpa. Pueblos del maíz.

Además, se tuvieron otras actividades relacionadas con el tema, desde el mundo de la ciencia, el medio ambiente y la cultura. Por ello, hasta se instaló una milpa sustentable, iniciativa que busca recuperar este sistema de cultivo mesoamericano.

Por otro lado, la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas este año hizo ajustes y modificaciones al programa “Tradiciones y fusiones musicales.

Propuestas indígenas” a fin de fortalecer su apertura a otros géneros además del rock y el hip hop, lo que permitió a jóvenes indígenas participar libremente con sus propuestas estéticas de otros ámbitos.

Chacha aseguró que “fue extraordinario contar no solo con rock y hip hop, sino eso y más” en el encuentro nacional que este año convocó a 15 agrupaciones de diversos estados del país, quienes compartieron sus propuestas musicales aderezadas con la palabra en sus lenguas originarias.

Fueron dos magnos conciertos los de este encuentro que por primera vez se realizaron en Las Islas, espacio emblemático de Ciudad Universitaria de la UNAM.

Se dio visibilidad a lo que hacen los músicos indígenas y que adicionalmente incluyó conversatorios con personalidades de la talla de Arturo Márquez y Guillermo Velázquez.

En cuanto al Festival Regional de la Huasteca, que este año llegó a su edición número XXII, el director de Culturas Populares destacó que mantiene su trascendencia como el máximo foro de expresión de los creadores y artistas de la región.

Del 18 al 22 de octubre, esta fiesta huasteca que se llevó a cabo en Jalpan de Serra, Querétaro, convocó alrededor de 500 creadores que compartieron sus manifestaciones musicales con tríos huastecos y bandas de vientos, sus danzas tradicionales, artesanías, muestras de cocina y medicina tradicional, además de un homenaje a los tiemperos que son toda una tradición del mundo mesoamericano.

Este año, el encuentro registró una afluencia de más de 35 mil visitantes, quienes disfrutaron de 69 actividades que por primera vez, llegaron a otros tres municipios de la Sierra GordflicoJVL 1358ba de Querétaro, además de la sede central en Jalpan de Serra.

Adicionalmente, este año se realizaron cuatro grandes expo-ferias en el Museo Nacional de Culturas Populares, las cuales se han constituido como importantes momentos para la artesanía y los artesanos de México y que arrancaron con la Feria del Tamal que cada año es la más visitada y se ha convertido en todo un acontecimiento asociado al tema de la Candelaria.

Después se realizó la feria del rebozo y a principios de diciembre la de Tradiciones Artesanales de México centrada en los nacimientos, que contó con la participación de 46 organizaciones de artesanos para acompañar la apertura de la exposición Venid a mirar… Y abrid el corazón a las cosas pequeñas. Nacimientos de tradición que este año presenta 220 nacimientos provenientes de todos los rincones del país, de la colección de Celia Chávez de García Terrés.

Chacha Antele destacó que una de las exposiciones más trascendentales que este año tuvo el Museo Nacional de Culturas Populares fue Bordando mis derechos, realizada junto con la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Esta iniciativa convocó a artesanos de la Sierra Negra de Puebla quienes libremente plasmaron en sus creaciones 10 derechos humanos relacionados con los pueblos originarios. La exposición incluyó conversatorios sobre el tema y dos actividades similares en Papantla y Oaxaca.

El funcionario recordó que ante los acontecimientos dramáticos suscitados tras los sismos registrados en el mes de septiembre, la DGCPIU desplegó importantes esfuerzos en el terreno de la solidaridad.

Primero, el Museo Nacional de Culturas Populares funcionó como centro de acopio y junto con la Dirección General de Publicaciones también recaudó libros para llevarlos a comunidades afectadas de Puebla, Morelos y algunas zonas de la Ciudad de México, como Xochimilco e Iztapalapa.

Después desarrolló una estrategia de apoyo a los artistas damnificados que, al mismo tiempo, fue de solidaridad de los artistas locales con las personas damnificadas, la cual inició en Juchitán, Oaxaca con músicos como Martha Toledo, José Hinojosa, Gustavo López y Feliciano Marín, quienes recorrieron diversas comunidades, llevando mensajes de solidaridad y esperanza.

Finalmente, en el mes de noviembre tuvo lugar la tercera edición de la Feria del Libro de Cocina Tradicional (FLICO) y que durante este 2017, se editaron cuatro libros más de la colección Cocina Indígena y Popular, que se vio enriquecida con los recetarios que rescatan y preservan los guisos de zonas como el Desierto de Altar y la Costa de Chila, además de las historias de la cocina xiqueña y las recetas mayas de Campeche.

La Dirección General de Culturas Populares celebrará en 2018 sus 40 años

1chUASLa Dirección General de Culturas Populares celebrará en 2018 sus 40 años

  • Se realizarán  el Festival Nacio  nal de las Culturas Populares,  el Encuentro de Cultura Comunitaria y Circuitos Regionales, el Foro: Patrimonio Cultural Inmaterial. Derechos Colectivos, entre otros

La Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU) de la Secretaría de Cultura celebrará con un amplio programa de actividades en este 2018 que cumple 40 años de contribuir a la promoción, estudio, conservación, difusión y desarrollo de las culturas populares de México, con políticas públicas de impulso a la diversidad cultural y la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial.

El objetivo de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas  es trabajar en la preservación y fortalecimiento de las manifestaciones que dan sustento a las culturas de los pueblos originarios, la población mestiza y afrodescendiente en el ámbito de las culturas y tradiciones regionales, urbanas y rurales de México.

La instancia tiene sus antecedentes en 1978, cuando fue fundada por el etnólogo y antropólogo Guillermo Bonfil Batalla (Ciudad de México, 11 de enero, 1935 – Íbid., 19 de julio, 1991) como la Dirección de Arte Popular de la Subsecretaría de Cultura, adscrita a la Secretaría de Educación Pública; en 1983 se convirtió en la Dirección General de Culturas Populares y luego, con la creación del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, se integró como parte de éste. Actualmente es la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de Secretaría de Cultura que encabeza su titular, María Cristina García Cepeda.

El director general de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, Jacinto Chacha, dijo en entrevista que este año será de celebraciones, pues se llevarán a cabo el Encuentro Regiones, el Festival Nacional de las Culturas Populares en el que participarán las seis zonas en las que se desarrolla el trabajo de Culturas Populares: Sotavento, Huasteca, Tierra Caliente, Yoreme, Maya e Istmo.

“Las regiones estarán representadas artísticamente, pero también en la parte académica, social e institucional, en discusiones, debates, en la generación de conocimientos y saberes. Habrá cuatro galas donde la gente va a poder disfrutar desde el mayapax de Quintana Roo hasta la música de los rarámuri, las danzas yoreme de venado, pascolas, hasta la danza de negros del son de artesa o la danza de diablos de Collantes o el son sotaventino jarocho o la marimba”.

El funcionario destacó que este encuentro será una gran fiesta y una radiografía de músicas y tradiciones dancísticas y poéticas de las seis regiones en las que se operan los programas regionales que la dirección ha impulsado y en los cuales están articulados 22 estados.

Este año, la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas también invitará a todos a juga con la nueva exposición de gran formato Trompos, papalotes, canicas y algo más, en la que se mostrará la gran variedad de juguetes tradicionales que hay en México.

Jacinto Chacha refirió que en esta gran exposición, chicos y grandes podrán o bien reencontrarse con los juguetes tradicionales o descubrirlos pues muchos no tienen ni siquiera idea de su existencia, por lo que además de estar en exhibición, se harán demostraciones, juegos y torneos para fomentar su uso.

Asimismo, como parte de las actividades para celebrar los 40 años de la DGCPIU, se realizará el Encuentro de Cultura Comunitaria y Circuitos Regionales, en el que se vincularán todos los colectivos que se han financiado para recuperar experiencias de qué se ha hecho, cómo y cuáles han sido los resultados obtenidos.

Se trata agregó —Chacha Antele— de visibilizar y profundizar lo realizado desde quienes han estado en la trinchera, los propios colectivos, a fin de aprovechar las experiencias de éxito para atender, desde la cultura, más y mejor el tema del tejido social en escenarios de violencia.

El encuentro será de carácter internacional y se invitará a exponentes de otros países como Colombia, Chile, Costa Rica y Brasil que han tenido escenarios parecidos, para analizar las estrategias que han desarrollado y sus experiencias metodológicas, refirió.

Por otro lado, este año continuará el Foro: Patrimonio Cultural Inmaterial. Derechos Colectivos que, realizado junto con el Senado de la República, en 2017 tuvo una primera edición con el objetivo de trabajar en la construcción de un marco jurídico que proteja la propiedad ancestral de los pueblos originarios de México.

En ese primer foro participaron especialistas quienes discutieron la importancia de dar protección jurídica a todo el cúmulo de conocimientos, saberes y diseños de los creadores y sus pueblos, y para este 2018 se espera la realización de dos encuentros más.

El titular del DGCPIU destacó que en el siguiente foro se contará con la representación de los pueblos originarios que han tenido conflictos por plagio como ha sido el caso de los diseños de Tlahuitoltepec y los famosos tenangos, que han sido copiados con fines comerciales.

En el tercero de estos foros se tiene contemplada la participación de la iniciativa privada, así como de fundaciones y organismos como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a fin de contribuir a la conformación del marco jurídico para la protección del patrimonio cultural inmaterial de los pueblos originarios de México.

En este 2018 también saldrán las convocatorias al Premio Nacional de la Cerámica así como al Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Mexicanas, para el fomento a la creación.

El Festival Regional de la Huasteca, que llegará a su edición XXIII, tendrá lugar en Veracruz; asimismo se llevará a cabo en la Ciudad de México el Encuentro Tradiciones y Fusiones Musicales. Propuestas Indígenas, que da visibilidad a los proyectos estéticos en lenguas originarias.

Jacinto Chacha indicó que está prevista la realización de los Encuentros Regionales del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMYC), donde se presentan los resultados de las propuestas que obtuvieron financiamiento y que incluyen grupos de música, danza y productos artesanales, con conversatorios sobre experiencias y la generación de redes de intercambio.

Este 2018, las celebraciones de la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas arrancarán a fines de enero con  la tradicional Feria del Tamal que se realiza cada año en el Museo Nacional de Culturas Populares y que es uno de los eventos más visitados en ese recinto.

DANZA DE MORENOS    ireri RMM 8266    IMG 0012                                     

                

 

Se consolidó el programa México. Cultura para la Armonía para mejorar las condiciones de convivencia social

Se consolidó el programa México. Cultura para la Armonía para mejorar las condiciones de convivencia social

  • Realizó trabajo en 79 municipios en situación de vulnerabilidad; trabajan 90 colectivos culturales en todo el país

Durante 2017 se consolidó el programa México. Cultura para la Armonía de la Secretaría de Cultura con diversas acciones en los 32 estados del país que buscan generar condiciones de convivencia social.

El director general de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, Jacinto Chacha, instancia encargada de operar el programa, señaló que esta iniciativa es una política transversal de la Secretaría de Cultura que trabaja sobre todo en aquellos sitios de vulnerabilidad de la población.

En este sentido, dijo, son ya 90 los colectivos que se han formado en las distintas entidades para ofrecer talleres en diversas disciplinas desde la gráfica, la pintura y la fotografía, hasta el teatro, la radio comunitaria y el circo tradicional en 79 municipios en situación de vulnerabilidad.

El programa México. Cultura para la Armonía se creó en 2013 para contribuir a la restitución del tejido social y acompañar a las comunidades en la recuperación de los espacios públicos para el disfrute de la sociedad mediante actividades artísticas y culturales. Actualmente México. Cultura para la Armonía forma parte de las líneas de acción de la Secretaría de Cultura que encabeza su titular María Cristina García Cepeda.

“Todos los estados participaron con distintos temas, en Oaxaca procuramos a las radios comunitaria porque hay un arraigo de esta forma de comunicación en las comunidades originarias, pero hay otros estados que han elegido el taller de gráfica o de pintura mural”, refirió el director de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas.

En materia musical, el programa trabajó en Michoacán con 15 circuitos artísticos en los 13 municipios que conforman la zona de Tierra Caliente, con la participación de grupos de música tradicional, y en estados vecinos como Guerrero, Jalisco y el Estado de México.

México. Cultura para la armonía continuó con Cine Sillita, programa que ofrece funciones de cine al aire libre, para fomentar la recuperación del espacio público.

El director general de Culturas Populares indicó que junto con el Sistema Nacional de Fomento Musical, fueron apoyados dos proyectos: el Coro Indígena de Zozocolco en Veracruz y la Escuela de Música de Tamaulipas.

Adicionalmente a la existencia de estos colectivos, México. Cultura para la Armonía, destacó Jacinto Chacha, se amplió con la inauguración de techumbres, espacios que brindan servicios culturales y actividades formativas para niños, adolescentes y sus familias localizados en Iguala, Guerrero; Tapachula, Chiapas, y dos en Tijuana, importantes puntos de flujo migratorio.

El programa México. Cultura para la Armonía, en Michoacán,  contempló talleres de laudería, en los cuales los participantes aprendieron a crear arpas, guitarras y violines, además de instrumentos tradicionales como la tamborita y la jarana de golpe.

Además, se capacitó en temas de promoción comunitaria, se desarrollaron actividades orientadas al reconocimiento de los derechos de los niños y jóvenes, actividades lúdicas para los niños, formativas para los jóvenes, de música, de teatro y actividades corales.

Con todas estas acciones, comentó el director general de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, México. Cultura para la armonía tuvo un buen año para impulsar la generación de condiciones para mejorar el tejido social en zonas que han sido escenarios de violencia.

Taller del fotoìgrafo Alfredo Martiìnez al Colectivo de Fotografiìa de la Paz B.C.S 30 enero al 4 febrero 2017

conciertoOsimNurioJVL 1528a

TALLER COCINA TRADICIONAL 2016 8

Sistema Sonemos Cuernavaca Morelos RMM 4469

TALLER COCINA TRADICIONAL 2016 4

Abierto MD 19 al 23 octubre 2016 103

Colectivo de Creacioìn Cinematograìfica con el montaje de la obra teatral La Planchada Marzo 2017 Tamaulipas 4

corosInfantilesEnNurioJVL 1661a

Calacas Colectivo Circo 2016 37

concierto nurio RMM 0204b

Durante 2017 se consolidó el programa México. Cultura para la Armonía de la Secretaría de Cultura con diversas acciones en los 32 estados del país que buscan generar condiciones de convivencia social.

Fotografías de Ramona Miranda, Jorge Vargas / Secretaría de Cultura y cortesía

Más Artículos...